Culleredo apuesta aún por Nostián a pesar de su salida del Consorcio

Camiones de basura dirigiéndose a Nostián | pedro puig
|

El anuncio del Ayuntamiento de Culleredo de que pretende abandonar el Consorcio de As Mariñas y gestionar por su cuenta el servicio de recogida de basura no significa que vaya a abandonar la planta de reciclaje de Nostián por otra opción, como Sogama, que es el modelo rival en Galicia. “En principio no tiene problema en eso. Culleredo apostó por Nostián”, señalan fuentes municipales.


Desde Culleredo insisten que el municipio “quiere el tema hacer el sistema suyo” pero que una vez tengan a punto el sistema de recogida, su destino seguirá siendo la planta que gestiona Albada y que es propiedad del ayuntamiento de A Coruña. “Nostián nos convence, pero tiene que haber una negociación”. Si fructifica, Culleredo será cliente de Nostián igual que lo es actualmente el Consorcio de As Mariñas.


El municipio cullerdense no abandonará el ente supramunicipal, hasta bien entrado el año que viene


De cualquier manera, recuerdan que todavía es muy pronto para hablar de detalles, porque para abandonar el consorcio es necesario informar un año antes, y en ese tiempo, se irá concretando el proyecto que Culleredo quiere para su municipio. Por el momento, siguen centrados en crear un nuevo servicio de recogida que sustituya al actual que “no está respondiendo el parámetros que está necesitando”. Consideran que “una gestión directa permitirá ofrecer un servicio más específico”, apuntaban desde el Ejecutivo local. El alcalde, el socialista José Ramón Rioboo, ya había criticado en distintas ocasiones el servicio.


Un nuevo golpe

El anuncio es un nuevo golpe para el Consorcio, que ya había perdido en 2018 a Arteixo. Sin embargo, desde Culleredo aseguran que se trata de dos casos distintos, y que buscarán su propia salida. Rioboo no había ocultado nunca su falta de fe en este organismo supramunicipal cuyo único cometido, insiste, ofrecer mejores servicios de los que un municipio podía lograr por su cuenta. El socialista ha echado sus cuentas, y ha llegado a la conclusión de que no salen.


Por su parte, el alcalde de Abegondo y presidente del Consorcio, José Antonio Santiso, se ha negado a hacer declaraciones. La postura de ente supramunicipal es que el asunto todavía no es oficial y que no lo será hasta que se presente en el pleno, donde se debatirá públicamente.


En todo caso, el ayuntamiento de Culleredo no tiene duda de su capacidad de ofrecer el servicio de recogida de basura a sus vecinos de forma autónoma. Es una prueba más de que, en un momento en el que las mancomunidades se señalan como la forma racional de gestión pública, pocos municipios parecen dispuestos a seguir ese camino. 

Culleredo apuesta aún por Nostián a pesar de su salida del Consorcio