Los hosteleros de La Marina aseguran que el viernes fue una jornada de “confusión total”

Las terrazas de La Marina, ayer | quintana
|

La Xunta adelantó al viernes la relajación de las restricciones en la hostelería (tras afirmar que esta se haría efectiva el sábado) y, a última hora, había muchos establecimientos que no tenían claro si podían abrir hasta las 01.00 horas o no.


Lo mismo ocurrió con los clientes, tal y como asegura la vicepresidenta de la Asociación de Hosteleros de La Marina y dueña del restaurante La Petite Bretagne, Ángeles Gante. “Ha habido un poco más de ambiente, la gente se movía más, pero muchísimas personas no sabían que ayer se abría hasta más tarde”, sostiene.


Así, pese a haber más presencia de consumidores, “las ventas han sido prácticamente las mismas”. De cara al fin de semana, la dueña de La Petite Bretagne prevé que será bastante mejor que el viernes. “El fin de semana ya se reservan mesas con conocimiento de que se abre hasta las 01.00 horas”, afirma.


A la hora de hacer balance sobre las últimas semanas, Ángeles comenta que ha sido un mes malo, pero, sorprendentemente, no tiene nada que ver con la pandemia. “Mayo y junio siempre son dos meses malos. No se sirven muchas comidas ni cenas porque la gente se está preparando para el verano, por lo que en estos meses ahorra más”, añade. 

Los hosteleros de La Marina aseguran que el viernes fue una jornada de “confusión total”