La Policía Local realiza una inspección sorpresa de los locales de hostelería de Torreiro

Una docena de agentes y varios vehículos policiales tomaron la calle Torreiro ante la sorpresa del público | quintana
|

Cera de dos docenas de efectivos de la Policía Local actuaron ayer en la calle Torreiro, en el centro de la ciudad, en un operativo que tenía como fin verificar el cumplimiento de las normativas por parte de los hosteleros de esa calle, una de las más concurridas. Sobre todo, se trataba de comprobar si los ocho establecimientos que acoge la calle, que en su mayoría operan bajo licencia de cafetería, funcionaban como tal o si en realidad estaban trabajando como pub.


Es decir: si tenían música, luces y/o pista de baile, entre otras cosas. Aunque por ahora el Ayuntamiento no ha comunicado información al respecto, ha trascendido que por lo menos cuatro de estos establecimientos estaban infringiendo las normas tal y como sospechaban los agentes municipales, que tramitaron las correspondientes sanciones tras la inspección.


Por lo menos en la mitad de los locales los agentes municipales descubrieron infracciones


La operación se llevó a cabo en dos tiempos: primero con agentes de paisano que se mezclaron entre la clientela y que recabaron las pruebas y luego los agentes de uniforme, que fueron los encargados de llevar a cabo las sanciones ante la sorpresa del público que se encontraba sentado en las terrazas, y que no comprendían la razón del despliegue. De esta manera, el Ayuntamiento espera imponer la normativa en un momento en el que, con la retirada de las restricciones por el covid, la actividad está regresando al sector de la hostelería, ampliándose los horarios.


Insonorización y horarios

Abrir un pub bajo licencia de cafetería es un viejo problema con el que se enfrenta la Concejalía de Urbanismo. Resulta mucho más difícil obtener la primera que esta última, de manera que los empresarios que quieren abrir un negocio nocturno acaban abriéndola Esto lleva a menudo a problemas con la insonorización y los horarios, dado que una cafetería debe cerrar antes que un pub.


A medida que el ocio ha vuelto a las calles, también han regresado las quejas de particulares


Normalmente son los vecinos los que más se quejan. Y de hecho, con el uso intensivo de las terrazas, los vecinos encuentran cada vez más molestos a los locales, una molestia que puede aumentar a medida que se extienda el horario. De momento, ya han vuelto otros problemas, como los locales de la calle Socorro, en pleno centro del Orzán, donde después de más de un año de paréntesis vuelven a imponerse infracciones. el viernes pasado, el motivo fue pasarse de la hora del cierre, pero el fin de semana pasado se descubrió también un exceso de aforo, con más de vente personas en una fiesta ilegal dentro de un local con las persianas cerradas e incluso se han registrado varias peleas desde comienzos de mes. Tanto por la Policía Local como por parte de la Nacional, que han tenido que atender varias llamadas relacionadas con el ocio nocturno.


Coliseum

Por otro lado, la Policía Local había descubierto el día anterior una fiesta en el aparcamiento del Coliseum, donde fueron impuestas varias sanciones por reunión de personas no convivientes.

Las reuniones en las periferia no son raras, puesto que muchos tratan de evitar la vigilancia policial. El fin de semana pasado, descubrieron una fiesta bajo un túnel de la Tercera Ronda. 


El 092 sancionó a dos participantes de carreras ilegales

En las últimas semanas la Policía Local también ha tenido que actuar en la zona de Novo Mesoiro por culpa de los aficionados a los coches que se reúnen en el polígono cercano y que a veces exhiben comportamientos temerarios. El viernes pasado, a dos de ellos se les dio el alto y se les multó por participar en lo que la Policía Local considera una carrera ilegal. Los vecinos de la zona suelen quejarse por el ruido que hacen los motores revolucionados al rodar por las calles vacías del polígono, pero por el momento no ha habido que lamentar ningún accidente grave.   

La Policía Local realiza una inspección sorpresa de los locales de hostelería de Torreiro