La Policía Nacional señala a As Rañas como polo de narcotráfico

La Policía mostró el material incautado | Javier Alborés
|

Desde la desaparición de Penamoa, hace más de nueve años, la venta de droga, sobre todo heroína, se dispersó por la ciudad. Pero la Operación Velutina, que la Policía Nacional desarrolló en las últimas semanas desarticuló una importante red de tráfico de heroína centrada en los asentamientos de Ferrol y Narón. Se incautaron cinco kilos (una cantidad muy importante) y se detuvieron a 33 sospechosos. Uno de ellos, en As Rañas, el poblado situado entre O Birloque y Pocomaco. 


Este sujeto se encargaba de coordinar el transporte de la heroína y el suministro en la zona de A Coruña. Tenía lazos familiares con el líder de la banda, se dedicaba a aumentar la clientela por otras localidades limítrofes. “Es uno de los puntos a los que se procedía a distribuir esta sustancia””, señaló el el jefe de la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco) en A Coruña Javier Saco


Una gran operación con 33 detenidos desvela que este poblado actúa como suministrador de heroína


Pero en As Rañas no se intervino droga, todas las incautaciones se realizaron encontraba en los asentamientos que rodean Ferrol y Narón que los clanes habían reconvertido en verdaderas fortalezas, según Saco. En cambio, la venta al por menor en A Coruña está dispersa. “antes teníamos una referencia focal de oferta y demanda, pero tenemos más transversalidad”, opinó Pedro Agudo, comisario jefe de la Brigada Provincial de la Policía Judicial. En cambio, en Ferrol y Narón sigue concentrado en los núcleos chabolistas, como destacó Salvador Campoy, jefe de la Brigada Local de la Policía Judicial de Ferrol, que reconoció que esta localidad es el mayor centro de narcotráfico del noroeste español. 


Traficar en la era Covid 


La operación Velutina, comenzó a raíz de la detención en Cee de un criminal turco buscado por la interpol, en octubre del año pasado, que era el líder de la organización de narcotráfico que, precisamente, traía la droga a los clanes de Ferrol y Narón vía Portugal. Viajaba a bordo de un taxi con una caleta (compartimento oculto) que fabricaban los propios delincuentes en sus garajes particulares o dentro de ruedas de recambio. “Su negocio no podía cesar a pesar de las restricciones de movilidad” explicó Saco. El comisario Agudo insistió en que “el tema del covid es fundamental, porque la restricción de movilidad produce un escaso tráfico. Es interesante como elemento investigativo”. 


Ferrol tuvo el papel más relevante en la operación, pero la Udico de A Coruña también fue importante para conseguir esclarecer la trama tras nueve meses de trabajo. Se detuvo a cuatro distribuidores al por menor tanto en Galicia como en Asturias y Castilla y León pero lo más difícil fueron los asaltos de los núcleos de “As Chaquetas” o “A Poliña”. “Eran auténticas fortalezas, con muros de cuatro metros de alto y puestos de observación, con hogueras ardiendo para arrojar la heroína, con toxicómanos en situación casi de esclavitud”, explica Saco.


De 33 detenidos, diez permanecen en prisión preventiva y el resto, con libertad con cargos. 


CIFRAS

200.000 EUROS
es el precio de los cinco kilos de la heroína incautada, cifra que se habría multiplicado una vez se hubiera cortado antes de su venta en al calle
24 REGISTROS
se realizaron en toda la provincia, tanto asentamientos y en domicilios particulares, uno de ellos en O Martinete y otro en Oleiros


La Policía Nacional señala a As Rañas como polo de narcotráfico