Comienza la retirada de los bloques de hormigón para la remodelación de los Cantones

|

El día 11 de mayo arrancará la obra que hará de A Coruña una ciudad más sostenible. La transformación de los Cantones está cada vez más cerca y el Gobierno local inició ayer la retirada de los 125 bloques de hormigón que delimitan la zona peatonal en la céntrica avenida desde hace un año.


El Ayuntamiento reducirá a solo dos carriles el acceso de vehículos, en contraposición de los cuatro actuales. Los otros dos carriles se dedicarán al tránsito de peatones, concretamente desde el edificio del teatro Colón hasta plaza de Mina.


Los trabajos están previstos que duren hasta el 4 de junio y, además de retirar carriles y ampliar la zona de paseo, se peatonalizará la Rúa Nova. Otra de las actuaciones previstas es la instalación de un carril bici en sentido de salida de la ciudad, que ocupará parte de la carretera que ahora es dedicado a los vehículos.


La previsión es que la primera parte de las obras, que comenzarán en siete días, esté lista para la celebración del Gran Premio de Marcha Cantones de A Coruña, previsto para el 5 de junio.


El proyecto para la peatonalización de los Cantones, diseñado por los arquitectos Xosé Manuel Váquez Mosquera y Carmen Calatayud, fue presentado en junio del 2020. El plazo de ejecución anunciado entonces tenía como objetivo el año 2023, es decir, antes de terminar el actual mandato.


Esta “primera piedra” del nuevo urbanismo coruñés implicará la peatonalización de las calles de Compostela, Rúa Nova, Entrejardines y parte de Santa Catalina, además de los propios Cantones. Se trata de recuperar un total de 11.000 metros cuadrados para los viandantes y extender el modelo de regulación de tráfico existente en La Marina, de forma que solo podrán circular los autobuses, taxis, vehículos de reparto y los residentes de la zona.


Habrá también superficie para plantar árboles, ampliar zonas de ocio y descanso e instalar una grada vistosa que servirá como entrada al aparcamiento subterráneo.


Acceso de vehículos

Pese a la reducción a solo dos carriles de tráfico, por la zona podrán seguir circulando vehículos privados. Sin embargo, cuando se lleve a cabo la reforma definitiva el acceso quedará limitado a los autobuses urbanos y metropolitanos, taxis y los vehículos privados que tengan plaza de garaje en la zona.


Los responsables del estudio Vázquez Calatayud señalaron en la presentación del mes de junio anterior que su objetivo fue el de recuperar la conexión entre Méndez Núñez y el Cantón como espacios de ocio y paseo. En definitiva, los Cantones caminan hacia la sostenibilidad con una actuación que sigue la tendencia del Gobierno local. 

Comienza la retirada de los bloques de hormigón para la remodelación de los Cantones