Los vecinos del Ventorrillo demandan que la parada del bus de La Cabra sea accesible

Parada del bus en la avenida de Finisterre, 284, conocida como la parada de La Cabra | javier alborés
|

Los vecinos del barrio de O Ventorrillo solicitan que la parada del bus de la avenida de Finisterre número 284, conocida como la parada de La Cabra, sea accesible para personas con movilidad reducida. Se trata de una parada localizada en una acera con gran tránsito de peatones, sobre todo en horas punta.


Desde la asociación vecinal del barrio explican que, cuando hay muchas personas esperando a la llegada de su bus, o cuando este llega y los pasajeros se bajan del transporte público, “resulta muy difícil hacerse un hueco en la acera”. Además de los buses 6 o 6A, en esta estación también se detienen los autobuses que van a Carballo.


Por otra parte, “muchas veces está ocupada por vehículos particulares que obligan a los usuarios a bajar a la carretera para subirse al transporte”, tal y como sostiene el secretario de la entidad de vecinos, Aníbal Rodríguez. Tras remitir la petición al Ayuntamiento, este informó de que se trasladará la petición al técnico municipal para su conocimiento.


El nombre de esta parada se debe a que hay una panadería allí localizada que hace años se le denominaba Panadería de La Cabra. A mayores, y aprovechando que se envió esta petición al Gobierno local, desde la asociación de vecinos también demandan el arreglo del asfalto de la carretera, al que califican de “tercermundista”. Sin embargo, sobre este último aspecto, el Ayuntamiento informó de que “el margen izquierdo de la entrada de la ciudad pertenece a la Xunta”, por lo que esta incidencia fue remitida a la Administración autonómica.


La Xunta, a través de un informe de la Axencia Galega de Infraestruturas, propuso en el año 2018 ceder la titularidad del tramo de la avenida de Finisterre al Ayuntamiento. Lo hizo en el plan de acción contra la contaminación acústica generada por las carreteras autonómicas como esta.


Propuestas y alternativas

En las redes sociales de la Asociación de Vecinos del Ventorrillo se pueden observar diferentes propuestas realizadas para la parada del bus en cuestión. Una vecina del barrio propone como alternativa que esta sea adelantada al siguiente tramo de acera, que es más grande, y que, de esta forma, no entorpecería a las personas que se detienen a comprar en la panadería o a los coches que salen del garaje que allí se localiza.


Otro residente de la zona coincide con adelantar la parada, pero, a mayores, opina que los buses públicos de la ciudad no deberían coincidir con los de la compañía Arriva. También considera que, si se busca un refugio en unos soportales para las personas a la hora de esperar al transporte público, una buena idea sería ubicarla en el centro de Salud.

Los vecinos del Ventorrillo demandan que la parada del bus de La Cabra sea accesible