José Blanco: “Hay ciudades con aversión al turista. A nosotros aún nos gusta que la gente nos conozca”

José Blanco Castiñeiras, en el Hotel Plaza | javier alborés
|

José Blanco Castiñeiras (1966, A Coruña) es cardiólogo, propietario del Hotel Plaza y, desde la semana pasada, del Coruna Convention Bureau, el comité técnico que trata de fomentar el turismo de congresos, ferias y grandes eventos en la ciudad y que se presentó la semana pasada en el palacio municipal de María Pita. Cuenta con siete patronos: el Consorcio de Turismo, Hospeco, ExpoCoruña, Palexco, Orzán Congres, Océano Azul y DMC Galicia.


¿No es extraño que un cardiólogo en ejercicio sea hotelero?

Es extraño para los hoteleros y extraño para mis compañeros cardiólogos, pero es que mi familia tiene negocios en el sector. Es una combinación poco frecuente pero, a nivel familiar, es la que he seguido toda la vida. .


Y ahora preside el Convention Bureau.

Bueno, es un trabajo en equipo. Yo me encuentro en el Convention Bureau representando a mis compañeros hoteleros de Hospeco (Asociación Provincial de Hospedaje) y creo que es un proyecto que tiene todo el sentido: uno de los segmentos del turismo referencial para los hoteles es el de congresos.


¿Por qué?

Es de una capacidad adquisitiva muy alta, que la da mucho valor la ciudad con condicionantes muy específicos. Engloba muchas cosas: el congreso profesional, pero también la feria, el turismo de empresas, las reuniones de las asociaciones que se dedican actividades muy variopintas, manga, videojuegos, todo esto también está englobado.


¿De qué punto partimos?

Estábamos situados muy bien, se había trabajado mucho, pero con unos años de cierta falta de estímulo de comercialización de este turismo. Por la razón que sea.


¿Cuándo obtendrán resultados?

Los primeros efectos se vana notar relativamente pronto:. No antes de un año, el mínimo tiempo para contratar un congreso, estamos saliendo al mercado desde hace ya un par de meses. En dos meses tendremos las líneas de promoción por las que aguardan los posible socios para apuntarse al Bureau, porque es un proyecto que requiere ingresos.


Si se trata de promocionar la ciudad ¿Por qué no lo hace el Consorcio directamente?

En otras ciudades, el Convention Bureau forma parte del Consorcio, pero aquí es uno de los patronos. Va a hacer cosas que podría hacer el Consorcio, pero nuestro formato es integrar la empresa privada, lo que le da cercanía e inmediatez, lo que buscan los organizadores de congresos.


Si es tan importante ¿Por qué no se formó antes?

Cuando el negocio turístico rodaba bien, poco nos fijábamos en que nos faltaba esto. Cuando empieza a flaquear, es cuando nos damos cuenta. Hemos estado pocos proactivos desde la empresa privada.


¿Existe mucha competencia?

Otros destinos ya están potenciando el turismo de congresos porque es la que puede dinamizar más la economía, y tratando de incorporar valores añadidos. Queremos igualarnos en esas estrategias e intentar superarlas con matices propios, que no son pocos las que aporta A Coruña


¿La situación geográfica de la ciudad es un inconveniente?

Es cierto que estamos en una esquina, muy parecida a la que tiene San Sebastián, y que por distintos factores han sabido compensar este teórico defecto con otras virtudes. A nosotros nos toca hacer lo mismo, tenemos un aeropuerto que no es peor que el de San Sebastián. Estamos en un extremo para lo bueno y para lo malo: no eres una ciudad de paso, pero puede ser un destino buscado por determinados turistas de congresos.


¿Qué matices aporta la ciudad?

Buscamos que empresas que están en nuestro entorno sean polos de atracción. Por ejemplo: si una organización médica se plantea dos o tres destinos y uno tiene dentro de la oferta poder visitar de forma presencial una industria cervecera... Es difícil que se señale en otra ciudad un marca con tanto arraigo como Estrella Galicia. O Inditex, empresas que pretendemos incorporar como socios estratégicos.


En la presentación, hizo un alegato sobre el espíritu coruñés ¿Le parece importante?

Si alguna virtud tengo es que me duele como a cualquier otro que nuestra ciudad no esté donde todos queremos esté. Lo que siempre sale en todas las encuestas es que los visitantes se quedan fascinados por lo amables y predispuestos que somos los coruñeses, ese gusto por la hospitalidad. Y no es poco, porque una de las cosas que buscan las organizaciones que se plantean dónde celebrar un congreso es esto porque hay ciudades que, por la saturación, sienten aversión al turista. Pero a nosotros no nos ha pasado y aún nos gusta que la gente nos conozca.

José Blanco: “Hay ciudades con aversión al turista. A nosotros aún nos gusta que la gente nos conozca”