Arteixo comprará la fraga de Sisalde para protegerla y convertirla en un área de ocio

Imagen de archivo del Festival Folk de Sisalde | AEC
|

El Ayuntamiento de Arteixo anunció a la corporación que ya tiene avanzadas las negociaciones para la compra de 74.000 metros cuadrados para convertir en público el suelo de la fraga de Sisalde, una arboleda autóctona de gran valor ecológico, y los terrenos adyacentes en donde ya se realizan eventos de carácter cultural como el Festival Folk de Sisalde. Hasta ahora la utilización de los terrenos se establecían mediante acuerdos puntuales con los propietarios, y con esta iniciativa, pretende “incorporar al patrimonio público una zona de gran valor paisajístico”, apuntaron desde el Gobierno de Calvelo.


“Sin duda es la zona con más senderistas y ciclistas del municipio», explicó la edil de Promoción Económica y Turismo, Patricia Amado, que además de impulsar la compra ya había realizado actuaciones en las sendas públicas que atraviesan esta área, como la instalación de nuevas señalizaciones, durante el 2019. Entonces, la intervención se completó con la instalación de 120 balizas que indican el camino a seguir, así como seis puntos de información (casetas con tejado que incorporan información del entorno) y doce paneles con indicaciones de los recorridos, que incluyen consejos genéricos para los senderistas sobre atuendo y comida, indican desde Arteixo.


Tasas

El pleno municipal también aprobó una importante rebaja de las tasas que cobra la administración local por la construcción de invernaderos y la instalación de placas solares en Arteixo.


Concretamente, en el caso de la instalación de placas solares estaba cobrando 37,7 euros por metro cuadrado, y la reducirá esta a 1,5. Este cambio necesitó de la modificación de la ordenanza fiscal número 7

En la misma sesión se aprobó otra modificación de la misma ordenanza fiscal, la referida a la instalación de invernaderos, por lo que pasará a cobrarse un precio unitario por invernadero de 36,97 euros, siempre que el invernadero sea una unidad constructiva independiente. Hasta ahora se cobraba por metro, lo que elevaba mucho el precio de la tasa. Cpn estas medidas, la idea es facilitar la creación de puestos de trabajo en el sector agrícola y fomentar el uso de las energía renovables.


En el 2019,el concello de Arteixo ya había aprobado también la bonificación del 95% del impuesto de construcción (ICIO) para la contsrucción de invernaderos, lo que supuso la modificación de otra ordenanza fiscal, en este caso la número 4. La generación de empleo que estás iniciativas del sector primario están consiguiendo en los últimos años está motivada, sobre todo, por la demanda que están teniendo este tipo de productores de las grandes cadenas alimentarias y de los comedores de las empresas de polígonos como el de Sabón. El ICIO suponía pagar como impuesto el 3,1% del presupuesto final de la obra. Por lo tanto, el concello de Arteixo ha practicamente eliminado en los dos últimos años todas las tasas e impuestos para la construcción de invernaderos. 

Arteixo comprará la fraga de Sisalde para protegerla y convertirla en un área de ocio