El incendio de O Ceao, completamente apagado once días después

Los bomberos, enfriando la zona del incendio, la semana pasada. EFE/ Eliseo Trigo
|

Doce días después del voraz incendio que calcinó tres naves industriales y afectó a otras tantas en el polígono industrial de O Ceao, en el municipio de Lugo, el Centro Integrado de Atención ás Emerxencias de Galicia (CIAE) ha desactivado el dispositivo desplegado para controlar la zona afectada por el fuego, precisamente para evitar que las llamas se reavivasen y garantizar la seguridad.


El fuego comenzó sobre las seis de la mañana del pasado 11 de abril y obligó a decretar el Nivel 1 del Plan Territorial de Emergencias de Galicia (Platerga), lo que permitió movilizar a efectivos contra incendios de toda la provincia, de modo que a los Bomberos de Vilalba y de Lugo se sumaron también efectivos de las brigadas contraincendios forestales de varias localidades lucenses.


El fuego se dio por controlado el mismo domingo, después de momentos de tensión provocados por la voracidad de las llamas, que supuestamente comenzaron en una de las naves de la empresa Castro Parga, y arrasaron la nave de la división de neumáticos de Frain.


De hecho, por precaución, llegaron a ser vaciados los tanques de una de las estaciones de servicio del Polígono do Ceao.


El fuego permaneció activo durante días, lo que obligó a los Bomberos a establecer retenes de seguridad para ir apagando los focos localizados y enfriando toda la zona para evitar que las llamas se reavivasen.

Finalmente, el dispositivo de emergencias quedó desactivado en las últimas horas.


Ahora los peritos de las compañías aseguradoras tratan de determinar el alcance del incendio para fijar las correspondientes compensaciones. El secretario general de la Confederación de Empresarios de Lugo, Jaime López, cifró las pérdidas en unos quince millones de euros.


El propietario de Frain, Francisco Dorado, a la espera de completar la valoración de daños, calcula que las pérdidas solo en su negocio suman unos siete millones de euros. 

El incendio de O Ceao, completamente apagado once días después