Sortu ve "una grieta" en las cárceles para acercar a los presos de ETA

Manifestación con motivo del Día Internacional de los Presos Políticos en Bilbao | EP
|

Sortu ha celebrado esta tarde en Pamplona una manifestación con motivo del Día Internacional del Preso Político, en la que ha afirmado que ya se ha abierto "una grieta en los muros de las cárceles" para terminar con la política penitenciaria de excepción con los presos de ETA.


"El esfuerzo que estamos haciendo en las cárceles, en la calle y en las instituciones ha empezado a dar sus frutos", dice el comunicado leído al término de la manifestación, en la que se ha pedido "libertad" para los presos y para Euskal Herria.


Encabezados por sendas filas en las que varias decenas de personas portaban bolsas de compra habituales en las prisiones con distintos nombres, seguidos de una pancarta con el lema de la movilización, "Askatasuna", a lo largo de la marcha solo se han escuchado gritos en favor de la amnistía y del traslado de los presos a casa.


Al terminar la manifestación frente al Parlamento de Navarra, el mismo punto en el que ha empezado, Iker Araguas, expreso de ETA, ha dado lectura a un comunicado en el que ha afirmado que han "comenzado a romper el bloqueo".


"Los acercamientos, el fin del aislamiento y el aumento de los casos de progresión a segundo grado están abriendo el camino para superar algunas de las violaciones de derechos humanos más sangrantes", ha dicho, aunque ha advertido de que la "grieta en los muros de las cárceles" que han abierto no es suficiente.


Se necesita, ha añadido Araguas, "un agujero lo suficientemente grande para que todos y todas vuelvan a casa" y lograrlo exige seguir trabajando "en las cárceles, en la calle y en las instituciones", "buscando acuerdos plurales y redoblando la movilización social".


Y ha subrayado que liberando a todos los "presos y presas políticas" se conseguiría "acelerar también el proceso de liberación de Euskal Herria" porque "les tendremos con nosotros y nosotras luchando por la libertad, luchando por la independencia".


En este sentido ha aseverado que "aquí ha habido y sigue habiendo un problema político, un problema de democracia y libertad", al que ha culpado de que "más de 2.000 personas hayan pasado por la cárcel" y de que "siga habiendo presos y presas políticas a día de hoy".

Sortu ve "una grieta" en las cárceles para acercar a los presos de ETA