Un plan que falla por la escasez de dosis de vacunas

FOTO: colas de personas para recibir su dosis de la vacuna en las instalaciones de expocoruña | patricia g. fraga
|

si en algo está insistiendo el Gobierno es en que va a ser capaz de cumplir su plan de vacunación. Hablamos de que a finales de agosto esté inmunizado alrededor del 60% de la población. E insiste aún ahora, que sabe que las dosis esperadas de Jassen están más que comprometidas, como lo están las de AstraZeneca. Es posible que tenga datos provenientes de la UE que no quiera revelar, pero la realidad es que todas las comunidades están a medio gas en el proceso de vacunación por falta de dosis. De hecho, en el momento en el que se han suministrado en unas cantidades relevantes, hemos visto, como en Galicia, a decenas de miles de personas recibiendo sus inyecciones en una única jornada. Y, por ello, tampoco es raro que crezcan las voces que pidan a los responsables de la Unión Europea que exploren la posibilidad de aprobar la vacuna rusa, que está dando unos resultados estupendos y que, sin que se sepa muy bien por qué, sigue vetada para los europeos.

Un plan que falla por la escasez de dosis de vacunas