La demanda de medidores de CO2 se dispara ante la nueva obligatoriedad en restaurantes

Vista del exterior de un local de hostelería | Pedro Puig
|

Esta semana, la Xunta de Galicia establecía la obligatoriedad para los restaurantes que quieran servir cenas hasta las 23.00 horas de disponer de un medidor de CO2, lo que ha hecho que la demanda de este dispositivo haya aumentado, aunque ya era un elemento buscado por muchos establecimientos de todo tipo.


Tanto los establecimientos de la ciudad, como los comercios electrónicos, venden este tipo de medidores, que permiten controlar la calidad del aire, a través de la concentración de CO2. Precisamente las tiendas de la urbe herculina han estado atendiendo llamadas estos últimos días para solventar dudas acerca de estos dispositivos.


El propio presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, recordaba el pasado miércoles que los medidores de CO2 “estándar” pueden costar entre 50 y 60 euros. Aunque los precios pueden ser más altos si se busca alguno de más calidad.


No obstante, el funcionamiento es sencillo. Uno de los establecimientos que lo venden, Cetronic, en la calle Palomar, explican que simplemente se conecta con un cable y se ubica en un punto donde pueda haber más concentración, es decir, alejado de ventanas o puertas, y el dispositivo mostrará la calidad del aire.


Agotado

Precisamente en este local indican que en los últimos días han recibido más llamadas preguntando por los medidores, su disponibilidad y funcionamiento, aunque explican que desde hace meses es un elemento reclamado por hostelería y comercio. La demanda aumentó esta semana y agotaron el producto.


Cabe recordar que la obligatoriedad para los restaurantes radica solo en si quieren servir cenas hasta las 23.00 horas. Además, la misma se hará efectiva el próximo día 23.

La demanda de medidores de CO2 se dispara ante la nueva obligatoriedad en restaurantes