La primera jornada de control de la doble fila se salda con 165 denuncias y 21 coches retirados

Un coche aparcado en doble fila en el Paseo de los Puentes | pedro puig
|

La primera campaña contra la doble fila que la Policía Local pone en marcha desde el inicio de la pandemia comenzó el lunes y se saldó con 165 denuncias y 21 vehículos retirados.


El turno de mañana fue más agitado, con 113 denuncias, frente a las 52 de la tarde, y 16 coches retirados, en comparación con los cuatro de la tarde. Durante la noche, debido al toque de queda que entra en vigor a las 22.00 horas, tan solo hubo una incidencia y se retiró un vehículo en doble fila.


Con esta campaña, además de la vigilancia electrónica, se realzian patrullas continuas en la zona centro, y otros puntos considerados como problemáticos, una práctica que se había ido abandonando desde el comienzo del estado de alarma. Las quejas que ha recibido el Ayuntamiento durante los últimos meses indican que el problema del mal aparcamiento ha vuelto a resurgir.


La plaza de Lugo, por ejemplo, es una zona muy crítica, pero prácticamente cualquier vía con más de un carril y que no cuente con Vía Prioritaria Vigilada (VPV) sufre en menor o mayor medida el problema de la doble fila, que provoca congestiones de tráfico y estorba la fluidez del transporte público. Calles como la de Capitán Juan Varela, en Os Mallos, son un ejemplo de ello.


La campaña de 2019

A finales de 2019, el Ayuntamiento había lanzado una campaña contra la doble fila, aunque poniendo en marcha en noviembre las cámaras de las Vías Prioritarias Vigiladas que llevaban años instaladas pero que nunca habían llegado a activarse. Sin embargo, la pandemia también trastocó estos planes. 

La primera jornada de control de la doble fila se salda con 165 denuncias y 21 coches retirados