Un detenido por un atraco a plena luz del día en la ronda de Outeiro

El tramo de la calle donde tuvieron lugar los hechos alrededor de las once de la mañana | pedro puig
|

Agentes de la Policía Nacional detuvieron ayer a un individuo a la altura del número 131 de la ronda de Outeiro como uno de los autores de un atraco que tuvo lugar a plena luz del día, alrededor de las once de la mañana. La víctima había salido de un locutorio donde había recibido un giro postal cuando fue abordado por tres individuos que le propinaron una paliza uno de ellos, fue detenido poco después. No se trata de un hecho aislado: en los últimos tiempos, los incidentes violentos en ese tramo de la ronda de Outeiro, situada a escasos metros de la estación de San Cristóbal, son recurrentes. “Yo tengo miedo”, confiesa una testigo de los hechos.


Es de destacar que los delincuentes no abandonaron la zona tras el atraco, así que la víctima llamó a la Policía Local, que se personó al poco, y pudieron descubrir a uno de los sospechosos. Mientras lo estaban deteniendo, la víctima descubrió a sus dos cómplices, y se lanzó a por ellos. Sin embargo, al ver a los agentes, estos dos sujetos decidieron abandonar el lugar, poniendo fin a otro episodio violento más en este punto, muy conflictivo.


El tramo se halla entre la calle de San Vicente y la avenida de Os Mallos. El problema, señalan las fuentes policiales consultadas, son dos negocios situados en la misma acera, que cuentan con una clientela conflictiva, en el mejor de los casos. “Se pasan el día bebiendo allí”, aseguran los testigos, que insisten en que ni siquiera se respetan las normas anticovid. El mes pasado, los vecinos ya denunciaban manchas de sangre en esa acera, signo inequívoco de una pelea. La situación mejoro durante la pandemia, pero ahora ha vuelto a empeorar.


Respuesta de las autoridades

Los vecinos llevan tiempo pidiendo que las autoridades tomen cartas en el asunto, que se remonta a a por lo menos tres años atrás, al mandato de Xulio Ferreiro. El actual Gobierno local, el de Inés Rey, también está al corriente de ello y el concejal de Seguridad Ciudadana, Ignacio Borrego, visitó la zona. Se aumentó la presencia policial y durante un tiempo se consiguió reducir el número de incidentes, pero aquello no duró demasiado, y a día de hoy los problemas se siguen produciendo con regularidad, para disgusto de los vecinos.


Pero los propios agentes señalan que la situación no es fácil de controlar, como siempre que se genera un foco de inseguridad en torno a unos locales, no es posible responsabilizar a los gerentes de estos del comportamiento de sus clientes, así que la única respuesta que pueden ofrecer las autoridades es una intervención lo más rápida posible cada vez que se produce uno de estos incidentes violentos.

Un detenido por un atraco a plena luz del día en la ronda de Outeiro