Perú, Ecuador y Bolivia mantienen su "superdomingo" electoral pese a la pandemia

El candidato presidencial Yonhy Lescano, del partido Acción Popular, saluda a simpatizantes durante una caravana en Lima, Perú. | EFE
|

Ecuador, Perú, y Bolivia protagonizan el próximo domingo, 11 de abril, una atípica megajornada electoral, marcada por la urgencia de sacar adelante agendas políticas que den respuesta al creciente descontento de la población y a la devastación social y económica causada por la pandemia.


En este "superdomingo", Ecuador y Perú llevarán a cabo comicios presidenciales y Bolivia celebrará una segunda vuelta para elegir a los gobernadores de cuatro departamentos, en la que el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Evo Morales, espera recuperar terreno.


El próximo domingo será una fecha estrella en las urnas de este año en Latinoamérica, una cita de la que está a punto de descolgarse Chile, que tenía previsto ese día celebrar los comicios municipales, de gobernadores y de los 155 constituyentes, pero están prácticamente aplazados a mayo por la fuerte extensión del Covid-19.


Tercera ola

En esta línea de aplazamientos, las autoridades sanitarias han advertido de la necesidad de extremar las medidas para que las campañas y las votaciones no se conviertan en focos de infecciones de Covid-19, justo cuando la región está entrando en la temida tercera ola del virus.


Desde 2020, el impacto del coronavirus en América Latina, región donde la vacunación avanza a ritmo desigual y los números de casos y muertes siguen al alza, ha provocado una distorsión en la dinámica electoral tradicional y marcará los comicios del próximo domingo, en los que se teme por los efectos en la democracia.


Ecuador afronta su segunda vuelta

En el caso de Ecuador, la segunda vuelta presidencial viene precedida de un clima enrarecido por las acusaciones de fraude vertidas por el candidato indígena Yaku Pérez, quien con un 19,39 % de los sufragios quedó por detrás del centroderechista Guillermo Lasso, que apenas pudo distanciarse de él un 0,35 % para asegurarse un puesto en esa ronda.


En la primera plaza, desde ese 7 de febrero, está Andrés Arauz, aspirante del correísmo y que se colocó en cabeza con el 32,72 % de los votos.


Arauz es la apuesta del movimiento FCS-Unión por la Esperanza, influenciado por el expresidente Rafael Correa (2007-2017) y con el que buscan que un correísmo "auténtico" retorne a la Presidencia ecuatoriana, tras el vuelco protagonizado por el actual mandatario, Lenín Moreno.


Las encuestas hasta mediados de marzo daban a Arauz como ganador, pero conforme se acerca la elección definitiva parece estar perdiendo apoyos.


Perú  busca una presidencia estable

Este 11 de abril Perú comenzará a elegir a quien asuma el Poder Ejecutivo después de que cuatro presidentes se alternaran entre 2016 y 2021.


El vaivén presidencial comenzó en 2018, cuando Pedro Pablo Kuczynski renunció tras revelarse su implicación en el escándalo de Odebrecht y fue reemplazado por su primer vicepresidente, Martín Vizcarra.

Vizcarra fue depuesto el 9 de noviembre de 2020 tras un proceso de destitución por incapacidad moral que desató una gran ola de protestas a nivel nacional.


El presidente del Congreso, Manuel Merino, asumió el poder el 10 de noviembre pero solo duró una semana ya que, tras el pésimo manejo de las protestas en las que murieron dos personas a manos de las fuerzas de seguridad, tuvo que renunciar.


La Presidencia entonces recayó el 16 de noviembre en Francisco Sagasti, quien en cuestión de horas pasó de ser cabeza del Legislativo a jefe de Estado.


Se presenta, como hace cinco años, Keiko Fujimori, derrotada entonces por Kuczynski, aunque parece que esta vez tendrá que pelear por entrar a una posible segunda vuelta, el 6 de junio.


Según los sondeos, ni Fujimori ni Yonhy Lescano (Acción Popular, centroizquierda), Rafael López Aliaga (Renovación Popular, ultraconservador), George Forsyth (Victoria Nacional, centro derecha), Hernando De Soto (Avanza País, derecha neoliberal) ni Verónika Mendoza (Juntos por el Perú, izquierda) alcanzarían el 11 de abril el porcentaje necesario para hacerse con la Presidencia en primera vuelta.


Elecciones en cuatro departamentos bolivianos

Los departamentos bolivianos de La Paz, Chuquisaca, Pando y Tarija definirán el 11 de abril quiénes regirán sus destinos en una segunda vuelta de las elecciones del 7 de marzo, en las que perdió terreno el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales y del actual mandatario, Luis Arce.


En La Paz, Pando y Tarija, el MAS se impuso en la primera vuelta, pero en las filas oficialistas preocupa que la gobernación paceña pase a manos del movimiento Jalalla, el mismo de la expresidenta del Senado Eva Copa, alcaldesa electa de El Alto, que fue un fortín político de Evo Morales.


Chile, un aplazamiento inminente

Las protestas desatadas en 2019 en Chile, las mayores desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet en 1990, fueron el impulso para querer derribar uno de los vestigios más importantes de esa época: la Constitución de 1980.


El 15 de noviembre de 2019, los principales partidos chilenos suscribieron un acuerdo para convocar un plebiscito que se llevó a cabo el 25de octubre de 2020, en la que resultó ganadora la opción de una nueva Constitución con el 78,28 %.


La desconfianza de los chilenos en su clase política se vio reflejada en el hecho de que los votantes prefirieron que la nueva Carta Magna sea redactada una convención constitucional formada por 155 ciudadanos, en vez de una convención mixta integrada a la mitad por representantes de los partidos.


No obstante, la elección de los 155 miembros de la Constituyente que redactará la nueva Carta Magna, de llevarse a cabo entre el 10 y el 11 de abril, se mantiene en suspenso tras la petición del presidente Sebastián Piñera de aplazarla al 15 y 16 de mayo, así como los comicios municipales, debido al empeoramiento de la pandemia, lo que previsiblemente será confirmada este martes. 

Perú, Ecuador y Bolivia mantienen su "superdomingo" electoral pese a la pandemia