Otro incumplimiento de plazos más

Carolina Darias, ministra de Sanidad | efe
|

El problema de marcase un objetivo es que luego llega el momento de cumplir con lo acordado y cabe la posibilidad de no conseguirlo. Y eso, por supuesto, es lo que una vez más le ha pasado al Gobierno con su fantasioso plan de vacunación. Marzo tenía que cerrarse con el 80% de los mayores de 80 años ya con sus vacunas. Y, por supuesto, no ha sido así. Por eso, resulta absolutamente incomprensible el empecinamiento de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en asegurar que antes de que acabe el verano habremos alcanzado la inmunidad comunitaria (suena mejor que la de rebaño). Y es incomprensible porque la ministra sabe que no depende de ella llegar a esas cifras de inmunizados. El problema es que estamos en manos de las farmacéuticas y, o ellas le chivaron que nos van a inundar con vacunas o, en el fondo, Carolina Darias se está inventando la fecha en la que podremos recuperar nuestras vidas.

Otro incumplimiento de plazos más