Losada dice que se siguió el protocolo en el desalojo de okupas en el Barrio de las Flores

Losada visitó ayer el Centro de Gestión de Tráfico | pedro puig
|

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, explicó ayer que “se actuó conforme al protocolo” en el desalojo ocurrido esta semana en el Barrio de las Flores, donde la presión vecinal obligó a un grupo de okupas a marcharse de un bajo.


El PP denunció ayer que la “pasividad” de la alcaldesa de la ciudad, Inés Rey, y del propio Losada con los okupas obligó a varios vecinos de este barrio a actuar para solucionar este problema, que incluso fueron agredidos, ante lo que demandó mayor presencia policial.


Preguntado por este caso, el delegado del Gobierno aseguró que todas las administraciones están colaborando para “dar respuesta” a esta situación y se ha establecido un protocolo policial y judicial.

En el caso del Barrio de las Flores, concretó, “se presentó una denuncia”, acudieron las policías local y nacional y “está resuelto”. No obstante, indicó que las ocupaciones ilegales de viviendas son en Galicia “un tema menor”, pues “representan un 0,16% de las infracciones penales”.


Por otra parte, reconoció que el asunto “preocupa a la ciudadanía” y garantizó que “es un tema sobre el que se actúa y el Gobierno ha actuado con un protocolo”.


Dejar de “mirar a otro lado”

Por su parte, el PP reiteró ayer sus críticas a Rey y Losada e instará en el pleno municipal a que ambos, “como responsables de seguridad ciudadana, dejen de mirar para otro lado ante la grave problemática de las okupaciones ilegales por toda la ciudad”.


La portavoz, Rosa Gallego, denunció de nuevo que su “pasividad” ha provocado que los vecinos se tomen la justicia por su mano y echasen a “los okupas que alteraban la convivencia en su zona, provocando amenazas, robos, peleas y consumo de drogas desde hace tiempo”.


“El Barrio de las Flores se une a San Pedro de Visma, Palavea, Falperra, Os Mallos, Agra del Orzán o A Zapateira, entre otros, en la lista de barrios que se quejan por los problemas derivados de los okupas ilegales. Nuestra ciudad es la más afectada de toda Galicia, con una media de cinco denuncias al mes por okupaciones, según los datos de la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias”, sostienen los populares.


Multas de velocidad

Por otra parte, las multas por exceso de velocidad impuestas en Galicia en 2020 ascendieron a 172.108, 20.000 más que el año anterior, con un total de 152.148, según expuso ayer Javier Losada en el acto de presentación de la reforma del carné por puntos en el Centro de Gestión de Tráfico de la DGT.De este aumento subrayó que se haya producido “a pesar del confinamiento” que hubo el año pasado. “El conductor, con escasa o nula circulación, escogió la velocidad que quiso y el año pasado fue el factor predominante en los accidentes mortales”, dijo Losada, que recordó que la velocidad inadecuada estuvo presente “en un 10% más de los accidentes respecto a 2019”.

Losada dice que se siguió el protocolo en el desalojo de okupas en el Barrio de las Flores