Los taxistas piden trasladar la parada de la avenida de Os Mallos a la plaza de Padre Rubinos

Un taxi en la parada de la avenida de Os Mallos | pedro puig
|

Las obras en la avenida de Os Mallos, que mantendrán la calle cortada hasta el 28 de mayo, no solo han provocado el cambio de ubicación de la parada del bus. Los taxis han tenido que retroceder unos metros y situarse justo antes del tramo en el que se realizan los trabajos en el firme.


Este pequeño cambio, sin embargo, supone toda una incomodidad tanto para los taxistas como para sus usuarios, ya que los vehículos, para salir a la ronda de Outeiro no pueden hacerlo sin antes dar vueltas por las pequeñas calles del barrio. Es por ello que desde el sector se ha solicitado al Ayuntamiento el traslado de la parada a la plaza de Padre Rubinos, tal y como asegura el presidente de Teletaxi, Manuel Quindimil. Este cambio sería de manera temporal.


Incomodidades

Las personas que acudan a coger un taxi, si quieren ir a Marineda City, por ejemplo, ya no pueden acceder a la ronda de Outeiro de forma directa, sino que los coches tienen que ir hasta San Vicente, y de ahí a la ronda de Outeiro, lo que supone unos tres minutos de trayecto solo para incorporarse en el punto de partida que tenían de forma habitual antes de las obras. Quindimil, ante la petición realizada esta misma semana, espera una respuesta por parte del Gobierno local en los próximos días.


Por su parte, el presidente de Distrito Mallos, José Salgado, asegura que este corte entre la intersección con la calle de Eugenio Carré y la ronda de Outeiro también se hace notar en el aparcamiento que él mismo regenta. “Antes podían entrar en el parking directamente desde este tramo, y ahora tienen que dar muchas vueltas”, dice.


Los comercios, además, también sufren por los trabajos: “Hay muchos que estaban cerrados y ya no han abierto desde que se enteraron de las obras”.

Los taxistas piden trasladar la parada de la avenida de Os Mallos a la plaza de Padre Rubinos