Un comportamiento que resulta incomprensible

Aeropuerto de Alvedro | aec
|

Desde hace mucho tiempo, Isabel Díaz Ayuso solicita al Gobierno la realización de test PCR en Barajas, ya que por su terminal pasan millones de personas y, su petición, no llegó a buen puerto. Por eso, la idea de la Xunta de realizar también este tipo de pruebas en Alvedro y la estación de trenes de A Coruña (para luego extenderlo al resto de la geografía gallega) no iba a ser distinto. Ni AENA ni ADIF se han molestado por el momento en contestar a la Xunta. Es más, los responsables de los aeropuertos supeditan la autorización a que celebren un consejo (será a mediados de abril), tal vez porque a sus responsables no les parezca suficientemente grave la situación que se está viviendo en España con el coronavirus, aunque también es posible que la razón verdadera sea que ya hayan empezado sus vacaciones de Semana Santa. Resulta indignante el comportamiento de determinados organismos que en lugar de sumarse a la lucha contra la expansión de la enfermedad parece que lo único que les importa son sus cuentas de resultados.

Un comportamiento que resulta incomprensible