Bergondo apura el desbloqueo del proyecto para transformar en glorieta el cruce de Guísamo

La alcaldesa de Bergondo (c), Alejandra Pérez Máquez, se reunió con responsables de la Demarcación de Carreteras del Estado
|

El Ayuntamiento de Bergondo elevará esta semana a pleno la aprobación de un acuerdo con la Demarcación de Carreteras del Estado en Galicia por el que la administración municipal se hará cargo de los gastos correspondientes al suministro eléctrico y los de conservación y el mantenimiento de la iluminación pública del proyecto para la construcción de la demandada glorieta en el actual cruce de Ferrol, considerado uno de los “puntos negros” de la comarca de A Coruña.


Además, en la misma sesión se emitirá una declaración institucional que parte de una moción presentada por el edil de Infraestructuras, Juan Fariña, y por la que el Ayuntamiento de Bergondo trasladará al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana el “profundo malestar e rexeitamento que nos produce a lentitude exasperante coa que o ministerio está a desenvolver o proceso”, recoge el texto que 

se presenta esta semana al pleno municipal de Bergondo.


En el mismo sentido, la alcaldesa, Alejandra Pérez Máquez, se reunió con el jefe de la Demarcación de Carreteras, Ángel González del Río, y la subdelegada del Gobierno, Pilar López-Rioboo, que confirmaron que en cuanto se apruebe este acuerdo el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana iniciará el proceso de expropiaciones previo a la licitación del proyecto, uno, una antigua reivindicación de los vecinos y de los conductores que a diario circulan por Guísamo.


En este encuentro también se trataron otros asuntos de interés para el municipio relacionados con la N-VI a su paso por Bergondo, como la pasarela a la altura del Centro de Formación Agraria de Guísamo, en Bos, o el otro gran proyecto de mejora de la seguridad vial, que tiene que ver con el tramo que se encuentra entre los km 576 y 577, en este caso en Cortiñán, para el que se inició la redacción del proyecto pero todavía no salió a exposición pública, matizó Alejandra Pérez Máquez.


La regidora se mostró satisfecha por “constatar que o proxecto segue avanzando na súa tramitación” pero recordó que “estamos a falar dunha obra moi urxente nun tramo de concentración de accidentes e debe acelerarse ao máximo para que sexa realidade despois de tanto tempo de espera”, indicó la alcaldesa tras su encuentro con los responsables de Carreteras del Estado en Galicia.


El cruce de Guísamo, en la confluencia de la N-VI y la carretera autonómica AC-164 que discurre hacia Ferrol, está considerado actualmente como un TCA (Tramo de Concentración de Accidentes), por lo que se insiste en la necesidad de acometer su modificación lo antes posible, pero el expediente de información pública se aprobó hace casi dos años, sin que aún esté licitado.

Bergondo apura el desbloqueo del proyecto para transformar en glorieta el cruce de Guísamo