Los ingresados en UCI caen casi un 70 % un mes después del pico de la tercera ola

Sanitarios atienden a un paciente con coronavirus en la UCI del Hospital Cosaga en Ourense | EFE
|

Los pacientes de covid-19 ingresados en las unidades de críticos de los hospitales gallegos han caído un 68,9 % respecto a hace un mes, cuando se registró el pico de la tercera ola con 254 hospitalizados en UCI.

Según los datos del Servicio Gallego de Salud, hasta las 18:00 horas del domingo, en las unidades de críticos había 79 personas (una menos), mientras que en planta estaban ingresados 319 pacientes, un ligero repunte respecto al día anterior (17 más).


Los nuevos contagios en las últimas veinticuatro horas suman 88 personas, 49 menos que el día anterior y supone la primera vez en varios meses que bajan del centenar.


Este lunes entran en vigor las nuevas medidas, fundamentalmente la apertura de la movilidad en las áreas de A Coruña y de Pontevedra, con lo que el 95 % de la población gallega ya puede moverse sin restricciones por todo el territorio.


Desde el inicio de la pandemia se han contagiado en Galicia 113.721 personas, de las que 107.951 se han curado; mientras que han muerto 2.275 personas, siete de ellas comunicadas hoy por la Administración autonómica.


Durante la última jornada se han realizado 6.543 pruebas PCR, con una tasa de positividad del 1,2 %, lo que supone que en total se han hecho 1.721.301 pruebas de este tipo y otras 792.769 serológicas.


Por áreas sanitarias, A Coruña registra 1.247 casos activos, 23 menos, tras 36 nuevos positivos por PCR, cuatro menos; mientras que Vigo suma 606 casos activos (25 menos), tras 18 nuevos positivos por PCR, uno menos que el día anterior.


Pontevedra también continúa con el descenso de casos activos, hasta los 457 (-35), con 3 nuevos positivos por PCR, 4 menos.


Las áreas de Lugo con 304 casos activos (-23); Santiago, 387 (-18); y Ferrol, 288 (-33) también siguen reduciendo los casos activos de modo sostenido, mientras que los casos en el área de Ourense caen otros 5, hasta los 225.

Los ingresados en UCI caen casi un 70 % un mes después del pico de la tercera ola