Los comerciantes y hosteleros del centro alertan de la urgencia de la situación y de los posibles cierres

Muchos negocios ya cerraron y otros alertan de que lo harán a corto y medio plazo | patricia g. fraga
|

La crisis sanitaria y económica está azotando con fuerza a todos los estratos de la sociedad, pero cada vez se agudiza más su impacto. Los últimos en alertar de la situación son los comerciantes y hosteleros de la zona céntrica de la ciudad, que advierten de los cierres que pueden venir en los próximos meses y que se sumarán a los que ya se están consumando.


Si la situación no mejora, “en tres o cinco meses tendré que cerrar”, comenta la regente de un negocio del entorno del Obelisco, que apunta que lleva casi una década trabajando y que todo el esfuerzo se puede esfumar en breve. “Los alquileres siguen siendo desorbitados” y “las ayudas no nos llegan”, comenta y añade que la situación que ella observa no es alentadora, “ya están cerrando muchos negocios”, advierte.

Otros comerciantes de la zona se resignan a vislumbrar la persiana bajada, “cerrar, por el momento no, porque con todo lo mal que ya lo hemos pasado, aquí estamos”, comenta el dueño de otro local del entorno.


Éste último pone el foco en que las ayudas que se ofrecen desde la Administración, “siempre son bienvenidas”, pero matiza que en algunos casos “las condiciones no hay quien las cumpla”. Además, “aunque puedas acceder a ellas, o pagas la renta, o pagas el pan y la leche”, afirma mientras sonríe, porque el humor todavía no se pierde, a pesar de la situación.


La problemática con las ayudas se confirma en otros negocios, que comentan que las ayudas “siempre vienen bien”, pero las condiciones en algunos casos son “un tanto arbitrarias”, hasta el punto de que existe incluso “miedo de pedirlas”.


“Nadie va a sobrevivir con las ayudas, pueden paliar un mes, como mucho dos”, indican en otro establecimiento, en el que añaden que “nosotros tenemos que seguir pagando alquiler, agua, luz y todos los gastos fijos”.


Alquileres y burocracia

Los comerciantes indican también que en el caso de las ayudas al alquiler se han introducido algunos criterios que, a su parecer, “son arbitrarios”.


Indican que, “según lo que hemos visto, los alquileres que no se pagaban con transferencia bancaria no 

eran válidos para recibir las ayudas.


La burocracia lleva siendo una de las críticas de hosteleros y comerciantes a la hora de pedir ayudas a las administraciones y vuelven a pedir que se simplifiquen los trámites.


A este respecto, en los establecimientos del centro esperan que, a nivel municipal, el segundo Presco llegue lo antes posible. Los más optimistas esperan que en abril ya esté aprobado el nuevo plan de rescate, mientras que otros no creen que sea antes de mayo. Lo que sí tienen todos en común es que esperan que los trámites sean más sencillos.


Apertura gradual

La campaña de vacunación inspira también un poco de optimismo, y los regentes de estos comercios esperan “un verano lo más normal posible”.


Mientras tanto, esperan que la relajación gradual de las medidas haga que las calles cobren un poco más de vida y la gente vuelva a los pequeños establecimientos.


Indican en uno de estos negocios que espera que “con el buen tiempo de los próximos días y la hostelería, esto vaya coja un poquito de color”, aunque tanto él como sus compañeros indican que ni siquiera eso será suficiente en el corto plazo.

Los comerciantes y hosteleros del centro alertan de la urgencia de la situación y de los posibles cierres