La Comisión 8-M tacha la prohibición de las manifestaciones en Madrid de "ataque a las mujeres"

Un grupo de feministas se concentra en Madrid para reclamar la abolición de la prostitución. RICARDO RUBIO (EFE)
|

La Comisión 8M Madrid ha denunciado este domingo que la prohibición de manifestaciones y concentraciones por el Día Internacional de la Mujer es "un ataque más a las mujeres" y ha aseverado que "el feminismo no se puede desconvocar" y que este 8 de marzo las mujeres "estarán visibles y presentes y dispuestas para teñir Madrid de morado".


Así ha respondido la Comisión 8-M a la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de ratificar la decisión de la Delegación del Gobierno de prohibir manifestaciones y concentraciones este domingo en la capital.


El tribunal considera que el derecho "a la salud, la integridad física y la vida de las personas" prima sobre el derecho de reunión.


La Comisión 8-M, que lleva desde 1977 organizando las convocatorias de marchas y huelgas relacionadas con el Día Internacional de la Mujer en la comunidad madrileña, define como "una quimera" el marco de colisión entre el derecho de reunión y el derecho a la salud pública: "No hay que elegir entre derechos. Son las autoridades las que tienen que garantizar que los derechos no se vulneran", han expresado en un comunicado.


Las organizadoras de diversas concentraciones han asegurado que se han adaptado al contexto de pandemia, acatado las restricciones y propuesto alternativas para ofrecer todas las garantías sanitarias, por lo que estiman "imposible no pensar que esto es un ataque más a las mujeres", más cuando se han autorizado manifestaciones en los meses anteriores.


Por ello, han vuelto a pedir la dimisión del delegado del Gobierno, José Manuel Franco, y han subrayado que el feminismo es esencial ante la emergencia social actual: "La lucha feminista no se puede desconvocar".

La Comisión 8-M está esperando la resolución del TSJM sobre las concentraciones del lunes, sin embargo ya han mostrado su voluntad de que las reivindicaciones feministas se sientan en la ciudad de Madrid.


"Estamos seguras que sea la que sea -la resolución- no se va a poder amordazar a las mujeres y mañana estarán visibles y presentes y dispuestas para teñir Madrid de morado", han concluido. 

La Comisión 8-M tacha la prohibición de las manifestaciones en Madrid de "ataque a las mujeres"