Unas señales más que positivas

|

Los que saben de economía, aunque no alardeen de ello, suelen fijarse en los fletes marítimos para saber cuál es la tendencia del momento. Antes de que muchos sepan que hay una crisis, los tráficos caen como por obra de gracia y, del modo inverso, cuando crecen los fletes, la cosa lleva camino de solucionarse. Desde esta perspectiva, la noticia de que el Puerto de A Coruña ha vuelto a marcar un nuevo récord en el tráfico de mercancías es una buena noticia doble. Es decir, que la infraestructura funciona con Punta Langosteira como motor de arrastre y que la crisis, poco a poco, se convertirá en un recuerdo. FOTO: Punta Langosteira | aec

Unas señales más que positivas