Mañana, miércoles y 20-N

|

Yes que mañana (20-N) hace casi medio siglo que nos dejó en medio de la emoción de Arias Navarro y las explicaciones del equipo médico habitual. Pero ¡de repente! vuelve a través de su familia por una investigación  y dos  publicaciones que destapan lo que nunca se contó. La noticia, aún caliente, informa de que la familia Franco está siendo investigada por si las joyas que tiene a la venta en Suiza pertenecen al patrimonio del Estado o, según otras fuentes  tienen algún origen fraudulento.

Uno de los libros que “lo resucita” es el de Antonio Maestre autor de “Franquismo S.A.” y trata de la historia empresarial de grandes sagas familiares que hicieron su agosto (y julio, noviembre, etcétera), por su vinculación al régimen. Y es que cuando se habla de la memoria histórica, nos dice el escritor,  la resistencia no es cultural, política y moral sino económica (sic) y nos recuerda que en Alemania hubo reparación económica para las víctimas del nazismo, impulsada por EEUU y que en 2007 finalizó ese proceso tras el pago de 4.370 millones de euros por parte de importantes empresas.

El otro libro que se asoma a las estanterías de nuestras librerías tiene por título “La familia Franco, S.A,” y el autor es Mariano Sánchez Soler que hace una lista “de la herencia recibida” tanto en títulos nobiliarios como en negocios que se multiplicaron a partir de la muerte de la viuda. Los títulos –nos recuerda el autor– los firma Múgica Herzog y van desde “grandes de España” a otras lindezas. También añade una larga lista de lo que denomina “tirobuneo financiero” denunciado ante los juzgados madrileños.

En el año 2012, cuando la amnistía de Montoro, la familia regularizó siete millones y medio de euros que tenía en EEUU. Años más tarde en los famosos “Papeles de Panamá” aparecen propiedades, ganancias y evasión de impuestos. Entre propiedades inmobiliarias (edificios, garajes, fincas, etcétera) y la participación en otros negocios los investigadores suman cifras de escándalo que algunos redondean alrededor de dieciséis millones de euros. Ante las críticas de la familia y allegados Mariano Sánchez Soler, el autor de ese libro, se defiende con una frase rotunda: preservar la verdad, a través de la memoria, es parte del servicio público

Pero es que de un tiempo  a esta parte el llamado “franquismo ideológico”, que parece ser una de las banderas de Vox, intenta volver del revés la historia

Mañana, miércoles y 20-N