¿Hay soluciones frente al EI?

|

El Estado Islámico (EI) se ha responsabilizado de los ataques en París. “Ocho hermanos portando cinturones explosivos y con rifles de asalto han llevado a cabo un ataque sagrado [...] dentro de nuestra cruzada contra Francia”, afirma el grupo terrorista en un comunicado. “Francia será implacable”, replica el presidente francés, François Hollande, que culpa de la matanza al Estado Islámico y promete castigar a los yihadistas con todos los mecanismos del Estado de derecho. “Es sorprendente ver las cifras de la movilización yihadista en Europa Occidental, contribuyendo, por un lado, a la insurgencia en Siria e Irak y, por otro, elevando el terrorismo endógeno”, comenta la profesora María Cadaval en “Mundiario”. París llora la muerte de al menos 128 personas. El Estado Islámico está en guerra con Occidente, que no acaba de poner fin al nuevo terrorismo global.
Es doloroso, pero no es algo nuevo lo sucedido en París. Nueva York, Madrid, Londres, París... son solo algunas de las ciudades cuyos ciudadanos han sido víctimas de ese terrorismo. El fenómeno está diagnosticado, del mismo modo que las fortalezas y debilidades de Occidente. Lo que faltan son las soluciones al que ya es el gran problema occidental en el siglo XXI. ¿Puede estar la solución en casa? “Lo que subyace a la movilización yihadista en los países más opulentos de Europa es una generalizada crisis de identidad entre los musulmanes jóvenes”, explicó días antes de los atentados el profesor Fernando Reinares en “El País”. En su opinión, ni el multiculturalismo británico ni el asimilacionismo francés pueden ser evaluados positivamente.
Como acredita este profesor, miles de esos jóvenes musulmanes de segunda generación en Europa se muestran receptivos a la idea de que la única nación a la que pertenecen es la “nación del Islam”. Si Occidente cortase la financiación del Estado Islámico, estrangulando su existencia, y buscase algún remedio a su fábrica de terroristas, las cosas empezarían a cambiar. Al menos un poco más que solo con nuevos bombardeos. ¿Pero se refieren a eso los líderes mundiales cuando hablan de respuestas implacables? 

¿Hay soluciones frente al EI?