Una desmedida afición a las multas

|

CIRCULAR en coche por el Madrid de la abuela Carmena es una aventura muy arriesgada, no ya por que la matrícula del vehículo sea par o impar, sino porque existe un peligro desmedido de volver a casa por la noche con una multa. Hasta 7.300 sanciones de tráfico impone al día el Ayuntamiento de la capital del Reino, lo que supone cinco cada minuto. Teniendo en cuenta que el importe medio asciende a 103 euros, las arcas municipales habrán ingresado al acabar el año casi 208 millones. ¿Parte de ese dinero no se podría destinar a medidas preventivas contra la contaminación?, serían más útiles que apadrinar okupas, ¿no?

 

Una desmedida afición a las multas