Tan mal del coco como del hígado

|

Hugo Sánchez estuvo considerado en sus tiempos el paradigma del puro macho mexicano –Aztec Lover–, pero pasaría por una drag queen en comparación con Vicente Fernández. El músico, que, según la versión oficial, tiene 79 años, canta rancheras y hay quien asegura que ya amenizaba las fiestas de Pancho Villa; incluso los exagerados juran y perjuran que interpretaba aquellas mañanitas que tanto le gustaban a Hernán Cortés. El caso es que se negó a que le trasplantasen el hígado por temor a que le implantaran el órgano de un gay. Anda que si al despertarse de la anestesia hubiese pedido que le hicieran una colonospcopia...

Tan mal del coco como del hígado