El hechizo que estrecha los vínculos entre los mareantes

|

Un amigo íntimo de Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, –que los tiene, ¡eh!– vaticinó nada más ser investido alcalde que no aguantaría más de dos años en el cargo. “Con la tropa que le rodea y conociéndole a él, estará un par de años en María Pita y se irá a casa, no lo dudes”, sentenció. Pues o el profeta conocía poco a su amigo, o no son tan íntimos como él dice o la tropa lo ha hechizado. Iago Martínez, el Rasputín de Teis, sería muy capaz de ello. Si el de verdad hechizó a la zarina Alejandra simplemente con sus artes esotéricas, cómo no iba a hacerlo el de pega, que cuenta con la ayuda de todos los programas cartománticos de las madrugadas televisivas. Pero casi, casi, lo de menos es quién lo ha embrujado, lo importante es que el alcalde no solo no se separa de su tropa, sino que cada vez está mas unido a ella. Lo demostró en el pleno del lunes, cuando volvió a proclamar que Alberto Lema y Xiaio Varela, los artífices de la trapallada de los pisos, tienen su confianza y no los va a destituir. Anda que como haciendo una ouija salga que tiene que echarlos.

El hechizo que estrecha los vínculos entre los mareantes