Granada reinterpreta la versión gallega de la lluvia de billetes

|

Hace un par de años, un tratante de ganado salió de casa para ir á feira con 10.000 euros –¡anda que deben de ir caros los cuxos!–, pero incumpliendo las normas de su profesión, en vez de enrollar los billetes, sujetarlos con una goma y metérselos en el bolsillo, los colocó sobre el coche. Arrancó y sembró de dinero la carretera de Ames. A finales de febrero, una conductora olvidó el bolso encima del capó y en cuanto se puso en marcha volaron 800 euros en billetes sobre Narón. Por Granada están menos afeitos a las precipitaciones, pero también reciben sorpresas monetarias. Una furgoneta se salió de la calzada en la A-92 y la Guardia Civil encontró en su interior un millón de euros. Sin embargo, los tres ocupantes del vehículo niegan ser los dueños del dinero. Aún lo va a reclamar el mecánico que le cambió el aceite al coche.

Granada reinterpreta la versión gallega de la lluvia de billetes