Una relación ejemplar

|

josé Manuel Franco no debe ser pariente del general, pues es el que afirma que Madrid sería una nación dentro de la España plurinacional, mientras que para el otro Franco solo había una nación, que además era grande y libre. Pero igual que el general, manda; aquel lo hacía –de mala manera, de muy mala manera– en esa nación que era una grande y libre, y él lo hace en el PSOE de Madrid. O sea, es un muñeco puesto por Pedro “La sonrisa” Sánchez para que asienta ante sus ocurrencias; vamos, como hacían Monchito y José Luis Moreno en otros tiempos. Pero también es inflexible en la obediencia y no se conmueve ante ninguna de las muchas peticiones que le ha hecho Tomás González. El exjefe de los socialistas madrileños, depurado precisamente por Sánchez, está empeñado ahora en que su sucesor le coloque a tres amiguetes en la ejecutiva regional, pero el tal Franco... como quien oye llover. ¡Qué relaciones más fraternales hay en el PSOE! Todo un ejemplo para cualquier otro partido.

Una relación ejemplar