EL TREN

|

Que Ferrol ha perdido el tren es una obviedad de las que solo queda asumir tras su constatación. En su urbanismo indolente, en su páramo industrial, en su declinante evolución demográfica.
Solo un cambio de 180 grados podría alterar el funesto camino. Pero como hablamos de tren, y estos días hemos oído de todo acerca de si AVE a Galicia sí o no, cabría apuntar que desde Ferrol esa discusión suena surrealista, porque nuestra ciudad no cuenta ni siquiera con un tren del siglo XX.
Sí, no me he equivocado, he escrito siglo XX, porque los servicios ferroviarios que padecemos son decimonónicos. Que el cercanías a Coruña tarde hora y media en el trayecto, más o menos lo que el AVE Madrid-Zaragoza, es un insulto a los ferrolanos y una prueba irrefutable de la ineptitud de nuestro gobierno municipal, porque sin un cercanías ágil y moderno, Ferrol se aleja del crecimiento, de los negocios y de la movilidad laboral, y en esa batalla, la actual corporación ni está ni estuvo.

EL TREN