OTRA CONTRA LOS FUNCIONARIOS

Hace falta ser muy burro o tener muy mala idea, o las dos cosas a la vez, para, con la que está cayendo, cobrarle la retención de la paga extra que no van a cobrar a los funcionarios. El Ministerio de Hacienda rectificó rápidamente y ya anunció que a lo largo del primer trimestre del año devolverá las cantidades indebidamente retenidas, pero, la verdad es que la respuesta no es la más adecuada, puesto que se concede un plazo de tres meses para subsanar un error que nunca debió haber cometido. Los empleados públicos han visto sus salarios recortados en aras de conseguir reducir el déficit. Después sufrieron la desaparición de una paga extra, por ello, no resulta razonable que además vean sus nóminas mermadas por una retención injusta. Resulta evidente que el autor del desaguisado tendría ya que haber presentado su dimisión irrevocable.

OTRA CONTRA LOS FUNCIONARIOS

Te puede interesar