Los plazos para bares y demás

|

Los bares, las cafeterías, los restaurantes, las discotecas, los locales de ocio en general, fueron los primeros en sufrir las consecuencias del cierre de negocios a causa del coronavirus. De golpe, una buena parte de la producción de un país en el que el sector servicios tiene un peso brutal, desaparecieron. Ahora, cuando ya se habla de desescalada, de recuperación paulatina de la actividad, han visto cómo el Gobierno retrasa a finales de año el retorno de la normalidad en esos negocios que fueron los primeros en sufrir el cerrojazo. Y sus responsables están a medio camino entre la indignación y la resignación. Muchos saben que cuando llegue la autorización ni tan siquiera podrán plantearse abrir sus puertas porque para ellos será demasiado tarde y las ayudas prometidas, o son insuficientes o no terminan de llegar. Al país le costará recuperarse de esta pandemia, pero a ellos mucho más.

Los plazos para bares y demás