HABRÁ QUE ACLARAR ESTO

|

Nuestro periódico hizo pública la noticia y, que sepamos, nadie la ha desmentido: los supuestos contratos “a dedo” vuelven a enfrentar a EU con el Ayuntamiento de La Coruña. Hasta aquí, lo notificado. Completaban el tema los periodistas de El Ideal Gallego publicando que EU denunció que la práctica totalidad –para ser más concretos, el 97%– del importe de los contratos adjudicados por el Ayuntamiento desde principios de año son “a dedo”, según se desprende del perfil del contratante de la página web municipal. Yo, puedo añadir que también fueron “a dedo” determinados contratos “chapuceros” de fechas anteriores. Y puedo señalar con el dedo, con el mío, a los “gratuitamente” favorecidos. EU apunta que en todos los casos se trata de expedientes iniciados en 2013, muchos resueltos a finales del pasado año, pero en los que se concreta la substancialidad del contrato en el año 2014. Insisto: los ejemplos que yo puedo aportar son anteriores. Va más lejos Izquierda Unida y alerta de que 14 de los 15 contratos que aparecen adjudicados durante este año son mediante procedimiento negociado sin publicidad –igual que los que obran en mi conocimiento– y suman un importe superior al millón de euros. Si esto se confirma, el tema es muy serio y perseguible de oficio, dicen los “izquierdosos” que el único contrato adjudicado por procedimiento abierto fue de 35.487 euros. Esta cifra sobre un millón, me huele a Pikachu.
Pero dice el Gobierno local que siempre se invita a una media de seis empresas. Como según mi criterio al Gobierno municipal le asiste el beneficio de la duda, bueno será que cuando acontezca una tanda de contratos de este tipo, un miembro del Gobierno municipal conecte con la ciudadanía explicando el proceso, o lo ponga abiertamente de manifiesto en un pleno municipal,.
Sigue estando vigente aquello de “luz y taquígrafos”. Además, como sabe todo bicho viviente, la mujer del Cesar, además de ser decente, ha de aparentarlo. Entre otros motivos, porque las elecciones municipales 2015 están a la vuelta de la esquina.

HABRÁ QUE ACLARAR ESTO