Las vergüenzas del PP

|

Ya lo dijo Montoro: “Hay compañeros míos que se avergüenzan de ser del PP”. Y, lo dicen las encuestas, hay un voto oculto que acude al partido de la gaviota de forma vergonzante. Parece claro que, otros avergonzados, se marchan. Ahí está Cayetana Álvarez de Toledo que en una carta publicada en “El Mundo” le da puerta a Mariano y se marcha del partido pues “Rajoy ha despreciado la política y ha desoído todo tipo de alarmas”.
Tenemos a los que, sin vergüenza alguna, y con ficha del PP y banderita a la muñeca, metieron la mano en la caja común de los españoles para llenar sus cuentas bancarias… preferentemente en Suiza. Pasan del centenar, entre imputados, investigados, encarcelados, arrepentidos, salvados por la campana del tiempo (el delito prescribió) o, todavía emboscados en un mar de sospechas. Están desde Fisterra hasta Almería, pasando por Madrid, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Valencia, Baleares… Sus asuntos tienen nombre: Gürtel y Púnica, por citar los nombres más sonoros.
Y están los desvergonzados, como el portacoz Hernando, que insulta cada vez que habla. Unas veces con castigo (condena en los tribunales) y otras castigado con la repulsa general por su matonismo, las mentiras de patas cortas y el cinismo en sus declaraciones. Pero en ese grupo hay más ejemplos: el uso torticero de las cifras, la ocultación de los datos, el desprecio a los ciudadanos.
Se marcha la secretaria general del PP vasco acosada por la derecha más dura y cerril que impera en el partido y huye la que fue presidenta del PP en Navarra, aprovechando la puerta giratoria que le ofreció una multinacional. Sigue así a una “saga” de políticos que cambia de mesa pero sigue con las mismas mañas.
Llega al máximo la desvergüenza del PP, a través de su máximo representante, y para nuestra vergüenza presidente del Gobierno, cuando dice que España siempre cumplió el déficit y es, también mentira, cuando presume que España es líder del crecimiento europeo. En 2014 nos superaron búlgaros, checos, suecos, lituanos, polacos, británicos, húngaros y así hasta once países y en este ejercicio “nos ganan” Irlanda, Luxemburgo, Chequia y Eslovaquia, según datos de Eurostat.
Y los doctores del PP dejan a tres millones doscientos mil españoles en pobreza extrema y tres de cada diez niños malviven en la indigencia. Y esto no es un vídeo sino una declaración de la Red Europea contra la Pobreza. 
¡Desvergonzados!

Las vergüenzas del PP