EL MONÓLOGO DE MAS

|

El dictamen que ayer emitió el Consejo de Estado es el primer paso para que el Constitucional frene la consulta secesionista convocada por el gobierno catalán. El problema es que las medidas legales que está tomando el Ejecutivo poco importan a los responsables de la Generalitat, que ya han comunicado que frente a la más que probable paralización cautelar de la votación, su intención es la de seguir adelante con la organización, facilitando locales en los que colocar las urnas en aquellos municipios que no apoyen la ilegalidad. Lo curioso es que siguen hablando de establecer un canal de diálogo cuando no están dispuestos a modificar su posición ni un ápice. Lo suyo es un monólogo.

EL MONÓLOGO DE MAS