Una estadística que mejora

|

tal vez sea este verano, que recuerda más al que se vive en los fiordos suecos que el que solemos tener en las rías nuestras, pero la realidad es que los ahogamientos registrados en Galicia han caído a la mitad hasta el mes de junio, al registrarse solamente 17 casos. Es cierto que todavía queda una parte muy importante del verano, y que agosto sigue siendo el mes más elegido para tomarse unas vacaciones, pero tal vez estén funcionando las diferentes medidas de seguridad que se establecen en los arenales. Hoy en día es prácticamente imposible encontrar una playa sin socorristas y, además, tras la regulación de esta profesión, quienes obtienen el título están perfectamente capacitados para atender cualquier tipo de suceso. Eso sí, no estaría de más que también imperara el sentido común entre quienes se van a zambullir, para que lo que tenía que ser un momento de diversión no se transforme en una tragedia.

Una estadística que mejora