Un felino de esos que asustan

|

Por fin se ha resuelto el misterio de la pantera negra que andaba paseando su oscuro cuerpo por la localidad granadina de Ventas del Huelma. Un fotógrafo se acercó a la zona y consiguió lo que parecía una fotografía del impresionante felino. Y, en realidad eso era. Un impresionante felino, pero un felino doméstico, eso sí, negro y, por lo visto, de unas dimensiones dignas del libro de los récords. Todavía nadie sabe quién es el dueño de semejante ejemplar. Ni cuál es la dieta del descomunal minino para haber adquirido unas dimensiones capaces de provocar que quienes lo vean lo confundan con una auténtica pantera negra. Aun así, y por si acaso, la Guardia Civil mantiene las batidas, no vaya a ser que además del gato negro grandote pueda haber por la zona una pantera negra de las de verdad. Eso sí, seguro que la búsqueda del animal es ahora un poquito más relajada.

Un felino de esos que asustan