China no es Japón aunque pueda parecerlo

|

¿La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, se hizo un Trillo o se hizo un Cardoso? A saber. El destacado político pepero, en sus tiempos de ministro de Defensa, se fue de visita en El Salvador y cuando pasaba revista a las tropas gritó con la marcialidad propia de su cargo: “Les pido que griten conmigo ¡Viva Honduras!”. Al entrenador portugués no le fue mucho mejor durante su presentación como técnico del Celta, pues agradeció “al Real Club Deportivo” la oportunidad que le daba. La mandataria neozelandesa se estrenó durante su visita oficial a Japón con un desliz igual de esperpéntico: “Este es un momento excitante para mi país y su relación con China, perdón, con Japón”. Ardern justificó su trabuque en el jet lag. Menos mal que no dijo “como los amarillos sois todos iguales...”.  

China no es Japón aunque pueda parecerlo