Pedro Sánchez insiste en su ignorancia protocolaria

|

EL protocolo tampoco es una materia que domine Pedro “La sonrisa” Sánchez. Hizo el ridículo en el palacio Real, durante la recepción con motivo de la Fiesta Nacional, cuando él y su mujer, Begoña Gómez, se pusieron al lado de los reyes para recibir ellos también el saludo de los invitados. Y volvió a hacerlo ayer en Bruselas. En un intento de “vender” sus Presupuestos trató de contestar a la pregunta que le había formulado un periodista cuando posaba para la foto oficial con Jean Claude Juncker. El presidente de la Comisión Europea  lo cogió del hombro y no le dejó responder pues no eran ni el momento ni el lugar para hacerlo. ¡No me da aprendido! O plagia una antología de la cortesía y la ceremonia o se matricula en la pasantía de Jaime Peñafiel, el único hombre del mundo capaz de encontrar un defecto en una persona que para todos es modélica.

Pedro Sánchez insiste en su ignorancia protocolaria