La tentación para los veganos vive en Lalín

|

O fillo do fillo do muiñeiro; para sus amigos, Rafa; para sus rivales, Cuiña, y para sus conciudadanos de Lalín, el alcalde, reconocido de manera unánime como el regidor más retranqueiro do mundo enteiro, ya traballa arreo para la Festa do Cocido. El autobús de dos pisos con el que protagoniza un road show polo país adiante aprovechando las estradas que su padre legó a Galicia aún está en boxes, pero él lo tiene todo pensado. De hecho ya ha desvelado que el Mes do Cocido –del 15 de enero al 14 de febrero, como marca la tradición– estará dedicado al grelo, que Cuiña confiesa que es uno de los elementos que más le gusta de la obra maestra de la gastronomía de su pueblo. ¡Menuda tentación verde para los devotos de la fe vegana! Mira que si uno de ellos se acerca a Lalín en plan curioso, se embriaga con el olor del cocho, se convierte a la religión carnívora y a los dos días la grasa ya le está resbalando por la comisura de los labios...

La tentación para los veganos vive en Lalín