Claudia Delso debería matricularse en la academia de Gelo

|

ÁNGEL García Seoane, Gelo, músico en su juventud –fue batería de Los Trovadores– se pasó a la política en la madurez y en ella sigue. Líder incombustible de Alternativa dos Veciños –una especie de Podemos con aroma de la ría– lleva ya un feixe de años como alcalde del próspero municipio de Oleiros y hace una temporada amenazó con montar una columna expedicionaria para tomar A Coruña, porque Alternativa está presente allí donde hay desgobierno. Se rumoreó entonces que Bea Mato le está construyendo el tanque de tormentas en Santa Cruz para utilizarlo como submarino contra Xulio Ferreiro, enl Varoufakis de A Gaiteira, pero, al final, quien va a tener que montarle una base submarina es el alcalde coruñés. El Príncipe de las Mareas se empeñó en parir un proceso participativo para explicar a los ciudadanos qué es eso del área metropolitana, lo dejó en manos de la psicomotriz Claudia Delso y cada acto que organizó fue un fracaso. En cambio, para el que montó Gelo en Oleiros hubo que colgar el cartel de no hay billetes, como ocurre con la Festa das Merendiñas o la parodia de Carnaval. Y es que el que es un agitador es un agitador. FOTO: ferreiro y gelo, en maría pita | aec

Claudia Delso debería matricularse en la academia de Gelo