BUENOS DATOS PESE A LA CRISIS

|

Si la semana pasada se supo que el aeropuerto había frenado su caída y empezaba a dar los primeros pasos hacia la recuperación, ahora es el Puerto el que confirma su fortaleza, puesto que en los nueve primeros meses del año creció un 10% con respecto a 2011. Ese buen dato se ve reforzado por el hecho de que también repuntó el tráfico de graneles líquidos, que llevaba tiempo acumulando unos resultados bastante pobres. A la vista de esta situación y de las buenas perspectivas que se abren con la entrada en servicio del Puerto Exterior, hay que concluir que, a pesar de la crisis, el sector marítimo mantiene la firmeza que demostró durante tantos años y que lo convirtió en uno de los pilares de la economía de A Coruña. No obstante, sería un error desatenderlo; al revés, conviene prestarle ayuda para que siga siendo un puntal de la ciudad que es el motor económico de Galicia.

BUENOS DATOS PESE A LA CRISIS