Todos contra uno en el PSOE local

|

La marcha de Paco Vázquez, el coruñesismo hecho hombre, dejó huérfano al PSOE coruñés. Han pasado ya un feixe de anos desde entonces y el partido sigue sin padre ni madre. Por no tener no tiene ni tutor. Se han ido sucediendo los secretarios generales, incluso una gestora intentó encaminarlo, pero no hubo manera. Eva Martínez Acón asumió en febrero el liderazgo, pero nadie ha visto desde entonces el más mínimo cambio. Si acaso la única modificación es que hay más desunión que nunca, pues hasta cuatro candidatos aspiran a imponerse en las primarias. La lideresa, sin embargo, no lo ve mal, tal vez porque interpreta la realidad de aquella manera, y no se le ha ocurrido nada mejor que asegurar que la existencia de cuatro listas es el reflejo de la diversidad del partido. De risa. Tan de risa como el hecho de que tres aspirantes ya negocian una alianza para dejar solo a José Manuel García. O sea, mucha diversidad no es que haya. A ver si le están haciendo la cama a la jefa. O será que no se entera de nada.

Todos contra uno en el PSOE local