ARGONAUTAS CORUÑESES

|

El calendario avanza inexorable. Siete años desde el inicio de obras en punta Langosteira, Puerto Exterior de La Coruña. Siete espadas de sobresaltos, angustias y depresiones. Finalizadas las fases una y dos del proyecto se recepcionarán el próximo día 11. Fomento acaba de garantizar 41 millones de euros para la construcción de los enlaces, aun cuando todavía no se anuncia la conexión ferroviaria básica en proyectos tan ambiciosos. También se licitará el contradique por 26,5 millones de euros. La UE garantiza dichas ejecuciones al declararlas incluidas en su red de puertos nodales.

Es Negreira Jasón y sus argonautas que corren tras el vellón del carnero de oro

 

La gran área metropolitana coruñesa a lo suyo. Contra viento y marea. Contra quienes dudaron de la empresa titánica. Contra los sin fe ni coraje ante la adversidad repetimos las palabras de Pompeyo a sus capitanes, instándoles a levar anclas pese a la tempestad pues Roma necesitaba ser abastecida de trigo: “Vivir no es necesario, navegar sí”. Y lo mismo nosotros necesitamos grano, trabajo y riqueza que echarnos al coleto. Conviene crear intereses. Multiplicar afanes. Aplicar hielo al termómetro del paro que descienda la temperatura a niveles normales de empleo. Hace años hemos aparcado “diversión” por compromiso y seriedad.

Es Negreira Jasón y sus argonautas que corren tras el vellón del carnero de oro. Un potosí que únicamente es dable alcanzar a base de sacrificios, privaciones y esfuerzos. Nadie nos regalará nada. El bienestar ha explotado en nuestras manos como burbuja de jabón… Sin embargo, ello nos permite constatar lo poco que necesitamos para vivir. Nuestro naviero alcalde Carlos Negreira ha colgado del palo mayor del barco construido por Arcos una pancarta que alienta a sus cincuenta heroicos remeros: “Hacer de la necesidad virtud”.

ARGONAUTAS CORUÑESES