CORRUPTO Y/O DELINCUENTE

|

Pujol, en tono airado, ha asegurado en su comparecencia en el Parlament que él no ha sido un corrupto. Dependiendo de la credibilidad que se otorgue al expresident, se puede creer esta afirmación o no. Pero, más allá, la realidad es que Pujol ha dejado muy claro que es un delincuente. Un defraudador capaz de mantener una fortuna oculta en paraísos fiscales, y su delito lo justifica en el miedo que sentía a tener que abandonar el país. Acorralado y a la defensiva, ni tan siquiera ha contestado a las preguntas que le hacían desde los partidos. Es evidente que su lucha, en estos momentos, ya no es política.

CORRUPTO Y/O DELINCUENTE