Resaca

|

La temporada teatral coruñesa mantiene una temperatura excepcional y tampoco se apea de la entregad e un público entusiasta, que reconoce el excelente talante de los espectáculos ofrecidos en el Rosalía de Castro dentro del ciclo principal, aparte de las otras actividades culturales programadas con resonancia de éxitos para el mes de diciembre.
Así nos corresponde analizar el estreno deparado por la compañía Imaginario Teatro –dos funciones con llenos totales– bajo el título “Resaca”, esta semana. Firman la autoría Tito Asorey –también en aceptables y festivaleras funciones de dirección– y Ana Carreira. En el verano de 2016 cinco amigos se reúnen para reconstruir sus vidas familiares y generacionales a través del recuerdo de su amigo Álex, ya desaparecido. Música, magia, canto, bailes, vídeos, proyecciones ayudan a revivirlo.
Pero el término “resaca” aquí no tiene sentido peyorativo –noche de borrachera, juerga corrida o aventuras injustificables– sino que alude al vaivén de las mareas y las olas que besan y se retiran de las orillas. Enorme y acertado cartel anunciador. Música popular y variadísima. Altavoces. Bailes. Mesa de proyección. Control de efectos especiales. Sobre el telón, proyectado el título. Buen diseño escenográfico. Un pelín oscuro de más. Correctas iluminaciones. Vestuario. Proyecciones y vídeo. Sugestivos y potenciales ele spacio sonoro y la dirección musical de un inspiradísimo Vadim Yukhnevich, que mantiene el pulso colectivo de unos artistas que dan lo mejor de sí mismos.
Y saltan tonadas, estilos, sones, utilizando variedad de instrumentos en vivo: teclado, acordeón, percusión, trompeta, panderetas, guitarra y voces humanas. Parece justo destacar al elenco en su totalidad –técnicos y tramoyistas incluidos–, especialmente a quienes contribuyen personalmente a construir el espectáculo: Tito Asorey, Ana Carreira, Melania Cruz, Fernando González, Fran Lareu, Álex López, Laura Míguez y María Peinado.

Resaca