Santiago Abascal y el superávit de Vox

|

Santiago Abascal es de esas personas que no deja indiferente a nadie. O se comulga con sus ideas o se le odia hasta la médula. Pero unos y otros, todos, tendrían que coincidir a la hora de señalar que, cuando menos, se le puede presentar como un buen gestor. En la reunión en la que Vox le ha entregado todo el poder al líder de la formación, presentaron las cuentas y resulta que el partido ultraderechista presenta un balance de cinco millones de beneficio. Vamos, que si se aburre de la política se puede dedicar a reflotar empresas que anden pasando por un mal momento.

Santiago Abascal y el superávit de Vox