Hablando de bastardos

|

Me refiero al modo de pedir perdón de Valentino Rossi a Marc Márquez. A propósito, también Tony Blair pide perdón a su modo. Considera un error la guerra de Irak (no la muerte de Sadam Husein), por interpretación errónea de informes de los servicios de espionaje. 
Veamos: ¿De qué servicios de espionaje habla? ¿De la CIA yanqui, del MI-6 británico, del CNI español, o de los tres? ¿Qué clase de espías de los cojones eran, neno? 
Hace falta ser cabrón, y echarles la culpa a ellos, cuando los inspectores de la ONU “in situ” dijeron que “no había armas de destrucción masiva en Irak”. 
Muchos lo supimos cierto y nos manifestamos en contra de la guerra, pero tú y Aznar fuisteis los voluntarios tontos útiles de Bush, que quería matar a Sadan, el que fue su hijo de puta, que le salió rana. Y eso, como venganza terrorista, a nosotros nos trajo el 11-M, de triste recuerdo. Ahora nada de perdón. Id los tres a la puta mierda.   

Hablando de bastardos